En el sistema energético del hombre los chakras sirven de estaciones receptoras,
transformadoras y distribuidoras de las diferentes frecuencias del «prana». Absorben,
directamente las energías vitales de los cuerpos energéticos no visibles del hombre, de su
entorno, del cosmos, la transforman en las frecuencias que necesitan las diferentes áreas del
cuerpo físico o de los cuerpos más sutiles para su conservación y desarrollo, y la
retransmiten a través de los canales energéticos a todos los órganos.
Además, irradian energías al entorno, mediante este sistema energético. El ser humano
efectúa un intercambio con las fuerzas que actúan en los diferentes planos del ser, en su
entorno, en el universo y en la base de la creación.

  1. SACRO RAÍZ O BÁSICO: Sobre la base de la columna, su glándula adrenal, rige las
    funciones excretoras, el nacimiento a una nueva vida.
  2. ESPLÉNICO: Sobre el bazo, su glándula suprarrenal, recibe las energías del cuerpo
    etérico. Hacer la común unión con la familia terrenal y espiritual.
  3. PLEXO SOLAR: Sobre el ombligo, su glándula el páncreas, fuente de equilibrio de las
    emociones, es la aceptación de la individualidad. Valerse por uno mismo.
  4. CARDIACO: A la altura del corazón, su glándula timo, fluye la energía del Amor
    Espiritual. Reconocer a la relación una pareja como algo puro y sagrado.
  5. LARÍNGEO: Sobre la garganta, predomina la glándula tiroides recibe energía en onda de
    sonido, ayuda a liberar las impurezas del alma.
  6. ENTRECEJO O FRONTAL: Sobre la frente, su glándula cuerpo pituitario, es el receptor de la energía mental, para el servicio a la humanidad.
  7. CORONARIO: Sobre la cabeza o coronilla, su glándula pineal actúa a la conciencia Divina, la conexión con la Divinidad.